Páginas

sábado, 22 de febrero de 2014

An american horror story: Coven


An american horror story: Coven (An american horror story: Coven) 

(2013)
Jessica Lange
Kathy Bates
Sarah Paulson
Frances Conroy
Taissa Farmiga
Lily Rabe
Angela Basset
Emma Roberts
Gabourey Sibide
Jamie Brewer

A lo largo de trece episodios, vamos a conocer las aventuras y desventuras de un aquelarre de brujas…


Muy buenas a todos.

Aquí os traigo mis impresiones acerca de la tercera temporada de An american horror story, que acaba de terminar hace tan solo unos días.

Como supongo sabéis, y si no os lo digo yo, la serie trata, en cada una de las temporadas, una trama diferente usando los mismos actores y actrices solo que en otros papeles. Después de una primera temporada bastante buena que fue de fantasmas variados, una segunda que me pareció bastante más floja con psiquiátricos, asesinos y extraterrestres mezclados, esperaba con bastante curiosidad esta tercera. Además, los anuncios que ponían en la tele mostrando unas imágenes bastante inquietantes al son de una música bastante lúgubre hicieron que mis ganas aumentaran. Y, cuando supe que la cosa iba a ir de brujas, me pareció estupendo.

Muy bien, a favor os puedo decir que…

La verdad, la historia me ha gustado mucho. Como ya he comentado antes, la segunda temporada me gustó pero me dejó un sabor de boca un tanto agridulce; creo, como ya escribí en la reseña que podéis ver aquí, que quisieron mezclar muchas cosas y la cosa salió algo extraña, como si no supieras muy bien en qué fijarte. Esta vez, se ve que tomaron nota (digo yo) y se han centrado en una trama mucho más sencilla que hace que el espectador no se pierda con personajes que vienen y van y que va directa al grano desde el primer episodio. Por eso, de simple que es, me ha parecido muy efectiva. Centrarse en la historia de un aquelarre de brujas modernas que viven en una escuela de brujas es, como poco, bastante original, algo así como Howarts pero en siniestro. Por eso, se puede decir que todo, o casi todo, ocurre de puertas para adentro, lo que hace que te centres en lo que te tienes que centrar y te dejes de liarte con tramas secundarias o terciarias que lo único que hacen es marear al espectador (de nuevo, a pesar de resultar cansino, me refiero a la segunda temporada)

Otra cosa que me ha gustado mucho es que, apoyando a esa trama principal del aquelarre, tenemos otra muy, pero que muy potente: las relaciones que hay entre las brujas. Y hago hincapié en esta palabra. Aquí no se libra nadie. No te fíes de las apariencias: pueden ser monas, jóvenes y hasta amables, pero brujas a fin de cuentas. Aquí nadie se tiene que confiar en nadie y si hoy te doy una de cal, en dos segundos te doy otra de arena y aquí paz y, después, gloria.

Continúo, que aún queda. Otro aspecto a favor es el tema de los flash backs referidos, sobre todo, al personaje de LaLaurie. El hecho de centrarlos en la etapa previa a la Guerra de Secesión, pudiendo tirar del juego que puede desarrollarse de la idea de tener esclavos y amos y amas sanguinarias de estos está muy bien aprovechada y, de nuevo lo digo, ha aparecido para reforzar uno de los personajes de la trama principal. Es cierto que, de haber querido, podrían haberse enrollado un poco más en este aspecto pero, por suerte, no ha sido así y lo han utilizado única y exclusivamente para lo justo, es decir, definir a LaLaurie.

Pero, si hay algo que me ha sorprendido (para bien, por supuesto, aunque esto suene un poco macabro) es un detallito en el que se han explayado mucho más con diferencia de las otras dos temporadas: la sangre y, en definitiva, la violencia. Aquí hay para dar y tomar. Para empezar, muchas son las muertes que vamos a ver, la mayoría de ellas, violentas y con mala saña. Pero, además, hay que añadirle el toque morboso, sanguinario y bestial que se muestra sin ningún reparo a lo largo de esta temporada: ahí tenemos las chifladuras de LaLaurie para con los pobres esclavos, los asesinatos que podremos disfrutar a lo largo de estos trece capítulos o los toquecitos aquí y allí en forma de bruja que arde en la hoguera o de hija humillada por su madre que decide sacarse los ojos con una tijera (no voy a decir quién pero, si has visto algo de la serie, sabes a qué me refiero) Quizás, la escena más espectacular para mí en lo que a violencia se refiere, sea la de la reunión entre Fiona, Marie y los cazadores de brujas. Es una escena brutal como ella sola. A fin de cuentas, qué mejor modo de librarte de tus enemigos que juntarlos a todos y liarte  a hachazos. Y, repito, lo vemos todo a plena luz del día y recreándose bien la cámara en los tajos, los golpes y las salpicaduras de sangre. ¿Es todo? No porque, entre otras cositas buenas, incluso se van a dar el gustazo de regalarnos unos zombis en plan The walking Dead en uno de los primeros episodios. Tremendo.

Los personajes me han gustado mucho. Más que nada porque, después de todo, como dije antes, se comportan como lo que son: brujas. No creo que lo más acertado sea decir que, en esta historia, hay el típico enfrentamiento entre buenos y malos (o buenas y malas) De hecho, creo que está mucho más afinado decir que lo que vamos a ver (y disfrutar) es el conflicto entre malos y menos malos (o malas y menos malas) Reconozco que, cuando empezó la temporada, creí que los derroteros por donde nos íbamos a lanzar serían los típicos de “la chica buena que descubre que es bruja y tiene que pasar obstáculos para llegar a controlar sus poderes” Nada de eso… por suerte. En cuanto empecé a ver, desde los primeros episodios, lo que las niñitas eran capaces de hacer (tener relaciones con un chico medio en coma para matarlo es ser, como poco, algo retorcida) supe que estaba equivocado. Por esto, uno de los grandes aciertos de esta temporada, al menos para mí, ha sido la flexibilidad que han tenido en la trama para que esta se columpie entre las distintas protagonistas sin decantarse por ninguna. Aquí todas tienen su historia y, por supuesto, su importancia. Como es obvio, hay algunas que tienen más que otras (entre otras cosas, por el nombre y el caché) pero, repito, todas tienen su puntito y particularidad que hace que, cuando la acción se centre en ellas, se disfrute de todas por igual.

Esto me lleva a algo fundamental en las temporadas de esta horrorosa historia de las Américas: las actrices. Y lo pongo en femenino porque, aquí, salvo un par de protagonistas masculinos que, más o menos, pasan sin más ni más, todas son mujeres. Y, lo digo con el corazón en la mano: todas ellas lo clavan. La, para mí primera razón de esto es que, todas, tienen la capacidad de resultar extremadamente femeninas y candorosas… a la vez que letales. Como dije antes, aún a riesgo de repetirme más que un cromo, aquí no se libra nadie; ni una. Todas son tan angelicales como mortíferas. Taissa Farmiga (cuya hermana es la prota de Bates motel) queda muy bien como Zoe, mostrándose algo frágil al principio pero bien confiada a medida que avanza la serie. Emma Roberts hace que el personaje de Madison resulte lo que en realidad es: una arpía considerable. Gabourey Sibide haciendo de Queenie y Jamie Brewer como Nan quedan en un término un pelín más secundario pero sus momentos de lucimiento creo que están bastante aprovechados. Lily Rabe en su papel de Misty Day está a medio camino entre hippy y bruja como tal. Sarah Paulson me ha gustado bastante como Cordelia, mostrando un personaje tímido, torturado y, a la vez, tan fuerte y desafiante como las más poderosas brujas. Eso sí, la chica, esta vez, recibe lo suyo (mira que en la anterior ya lo hacía pero…)  Y,  partir de aquí, se puede decir que el caché sube de manera proporcional a las tablas en escena. Para empezar, Angela Basset me ha gustado bastante como la bruja Marie: rencorosa, vengativa y, a su modo, fría. Frances Conroy haciendo de Mirtle es la perfecta secundaria que aporta unas buenas escenas y cuya actuación puede robar bastante protagonismo a quien se ponga por delante (atentos a la escena de los ojos) Y, al menos para mí, las dos mejores para el final. Ponlas en el orden que quieras; yo uso este: Jessica Lange y Kathy Bates. Lange haciendo de Fiona, como ya demostró en las otras temporadas, es una especie de todo terreno y el papel de villana le va que ni pintado, una especie de mezcla de la Malvada Bruja del Oeste, Ángela Channing y JR. Como ya dije en las reseñas de las anteriores entregas, esta mujer vale su peso en oro y aporta una consistencia a las historias que hacen que ganen mucho. Quién iba a decir que la chica de carita angelical que enamoró a King Kong puede llegar a ser una elementa como esta; supongo que es lo que tiene ser una actriz como la copa de un pino. Y lo mismo puedo decir de Kathy Bates como Delphine LaLaurie: igual de retorcida, sádica, sanguinaria y, además, con cierto toquecito de humor negro que le viene que ni pintado. Sin duda han sabido aprovechar con el carisma de la actriz las posibilidades de un personaje que, bien mirado, es secundario.



¿Y los hombres? Pues ahí quedan porque, como dije antes, aquí pasan de largo y hacen lo que pueden. No es que lo hagan mal, ni mucho menos y, desde luego, no es a mí a quien le corresponde juzgar nada; es que sus papeles carecen de la importancia de los femeninos porque esta temporada es de brujas y para brujas. Por eso, Evan Peters como Kyle ahí queda. El pobre está hecho un lío, más que nada, porque es una especie de monstruo de Frankenstein guaperas. Denis O’Hare como Spalding me queda correcto; al menos, se tira del personaje un par de veces. Josh Hamilton como Hank desarrolla un personaje cuyo destino se veía venir. Quizás, el más destacado para mí, sea Danny Huston, más que nada, porque participa más en la trama. No más, pero no menos.

En cuanto a detalles que me han dejado así, así, solo puedo nombrar uno: creo que la historia de Luke, el vecino guaperas que enamora a Nan y cuya madre malvada sin necesidad de ser bruja está puesto un poquito con calzador. De hecho, al menos a mí, me parece que ni pincha ni pone en la historia principal. Lo digo de nuevo: desde mi gusto particular.

Esto ha sido todo. Para mí, los chicos de los guiones han sabido aprender de los momentos más flacos de la anterior temporada (¡supongo!) y nos han regalado una tercera entrega mucho más potente, sanguinaria y, en definitiva, horrorosa. Si puedes, no lo dudes; en mi humilde opinión, ha sido una de las grandes y poderosas razones de esta temporada para tener una excusa para engancharte a una serie (las otras dos son, por supuesto, The walking dead y Bates motel) Si te gustan las historias de brujas, esta te va a encantar. Eso sí, olvida lo que sabes de ellas… o lo que crees saber.

Vigilad el cielo.

Como siempre hago, os dejo un breve resumen de cada capítulo. Si no la has visto, deja de leer aquí mismo, no sea que seas bruja (vale, o brujo) y me hechices con cierta mala baba. El que avisa, no es traidor.

1-Brujas

Una chica, Zoe, descubre que es una bruja. Es enviada a una escuela para chicas como ella.
Fiona, bruja suprema, quiere un fármaco para recuperar la juventud. Es la bruja suprema. Su hija Cordelia es la directora de la escuela.
Una de las chicas, Madison, es violada por los miembros de una hermandad y ella hace estallar el autobús donde se iban.
Conocemos la historia de Delphine LaLaurie, una arpía obsesionada con la belleza que mutilaba esclavos.
Zoe, capaz de matar cuando hace el amor, asesina al que violó a Madison.
Sabemos que una chica francesa ha sido quemada por bruja: Misty Day.
LaLaurie vuelve a la vida y va con Fiona.

2-Partes

La chica francesa, Misty Day, ha vuelto y mata a unos cazadores de cocodrilos.
LaLaurie fue condenada a la vida eterna.
Madison y Zoe visitan la morgue y reconstruyen el cuerpo del chico que le gustaba a Zoe, Kyle y que murió en el autobús.
La bruja que condenó a LaLaurie sigue viva.
Misty Day ha vuelto alertada por la magia de Zoe. Ayuda a recomponer a Kyle.

3- Reemplazos

Conocemos la historia de Fiona: mató a la suprema.
LaLaurie hará el papel de criada en la escuela.
Unos vecinos muy beatos llegan frente a la escuela.
Zoe lleva a Kyle con su madre. La mata.
Fiona se está muriendo. Madison es la nueva suprema pero la mata.
El enemigo de cabeza de toro de LaLaurie regresa y ataca a Queenie.

4- Habrá juegos siniestros

Fiona salva a Queenie.
El consejo de brujas acude a la escuela ya que sospechan que Madison está muerta.
El marido de Cordelia tiene una amante y la mata.
El consejo sospecha de Fiona por matar a la anterior Suprema.
Cordelia revela que Madison no podía ser suprema por tener un soplo en el corazón.
Marie, la reina Vudú, está en pie de guerra y resucita muertos: a las hijas de LaLaurie, entre otras.

5- ¡Arde, bruja, arde!

Alguien arroja acido a los ojos de Cordelia.
La casa es acosada por los zombis. Las hijas de LaLaurie están entre ellas. Zoe muestra poderes inusuales.
El Consejo decide hacer dimitir a Fiona. Esta culpa del ataque a Cordelia a Mirtle. Por eso, es quemada viva. En realidad, Fiona se ha valido de Queenie y sus habilidades para matar a Mirtle, a la que engatusa con la posibilidad de ser la siguiente Suprema.
Mirtle es resucitada por Misty Day.

6. El hombre del hacha

El asesino del hacha, asesinado en 1919 por alumnas de la escuela, regresa.
Zoe descubre el cuerpo de Madison y Misty Day la resucita.
El marido de Delia es un cazados de brujas mandado por Marie.

7. Los muertos

Zoe trata de sacrificar a Kyle pero no puede.
Cordelia averigua que Madison está viva y que su madre la mató.
Marie quiere que Queenie le entregue a LaLaurie.
Cordelia dice a Zoe que hay que matar a Fiona.
El asesino del hacha tiene una aventura con Fiona. Desde cría la está observando.
Zoe restaura la lengua a Spadling y le saca que Fiona mató a otra suprema.
Queenie entrega a LaLaurie

8. El relevo sagrado.

Queenie ya está con Marie.
Mirtle ha vuelto. Entre ella, las chicas y Misty Day quieren hacer que Fiona se suicide.
Fiona está cada vez peor. Se suicida pero el espíritu de Spadling le hace ver que han jugado con ella.
Alguien dispara a Luke y su madre.
Marie Corta la cabeza a LaLaurie (que no muere) y se la manda a Fiona.

9- Un padre y su hijo (Hank) andan cazando brujas.

Fiona ofrece a Marie una posibilidad de unión contra los cazadores de brujas.
EL padre de Hank es un empresario que se dedica a cazar brujas. Ellos cegaron a Cordelia.
Mirtle paraliza a los dos miembros del consejo, les arranca los ojos y se los pone a Cordelia.
Hank masacra el local de Marie. Queenie hace que se mate.
La vecina mata a su hijo al saber este que ella mató a su padre.
Marie acude a casa de Fiona.

10. Los mágicos encantos de Stevie Nicks

Marie confiesa a Fiona que ella contrató a Hank.
Steve Nicks llega a la escuela. Fiona cree que Misty es la Suprema.
Sabemos que Marie vendió su alma a Papa Legba, que tiene el secreto para salvar a Fiona. A cambio, se llevó a su hija.
Melody trata de acaba con Misty en un cementerio y la entierra viva en un ataúd. Además revive a el propietario de ese ataúd.
Nan mata a la vecina.
Fiona hace un trato con Papa Legba a cambio de su alma pero lo cancela porque Fiona no la tiene.
Fiona y Marie matan a Nan para convencer a Legba.

11. Proteger al aquelarre

LaLaurie ha sido recompuesta por Queenie.
Conocemos su historia: le encantaba trocear esclavos.
Spadling quiere que LaLaurie mate a Marie.
Cordelia se saca los ojos para volver a recuperar las visiones.
Fiona y Marie masacran a los cazadores con la ayuda del trompetista.
LaLauri intenta matar a Marie.
Zoe y Kyle se van a instancias de Mirtle.

12. Al infierno

Fiona quiere que las alumnas pasen las siete pruebas para ver cuál es la Suprema.
LaLaurie se ha convertido en guía de su propio museo… matando a la otra guía.
Cordelia ve que Fiona matará a todas.
Queenie mata a LaLaurie. Va al mismo infierno que Marie.
Queenie y Cordelia rescatan a Misty.
Zoe vuelve a casa.
El asesino del hacha mata a Fiona y la echa a los caimanes. A él le matan entre todas.
Todas pasarán las pruebas.

13. La siete maravillas.

Las pruebas comienzan. Misty cae al no poder regresar del inframundo. Zoe se ensarta en una verja. Kyle mata a Madison por no revivir a Zoe.
Cordelia resucita a Zoe.
Cordelia resulta ser la Suprema. Recupera la vista y saca a la luz el aquelarre.
Mirtle pide a Cordelia ser quemada. Y así se cumple.
Cordelia nombra a Zoe y Queenie parte de su consejo.
Fiona no murió: puso un falso recuerdo en la mente del asesino del hacha. Vuelve enferma y muere en los brazos de Cordelia. Su infierno es vivir la eternidad con el asesino del hacha.
A la academia acuden muchas jóvenes brujas.



4 comentarios:

  1. ¡Hola, Israel!

    Leí tu entrada hace unos días pero no he comentado hasta ahora porque he estado liada con los estudios. American horror story me encanta, pero aún no he podido ver esta última temporada. Creo que es una serie que se supera año tras año y Jessica Lange está estupenda. La pena es que creo que el año que viene ya deja la serie. Una pena porque es una actriz maravillosa. He leído tu entrada hasta los capítulos por si hay spoilers gordos jeje. Cuando los vea me leo la otra mitad. Una entrada fantástica, como siempre :)

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!

      Me encanta ver que te gusta esta serie. La verdad es que a mí me ganó desde la primera entrega. Creo que, en esta tercera, se han lucido a base de bien; han sabido crear una historia sencilla y desarrollarla del modo más simple y divertido posible (tranqui, no te contaré nada jejejejeje)
      ¡Qué me dices! ¿An América horror Story sin Jessica Lange? Jo, eso me ha llegado. Espero que sea una buena historia y potente porque, si ella no está, eso va a notarse. De momento, crucemos dedos y que esa cuarta entrega llegue pronto.

      ¡Muchas gracias y nos leemos!

      Eliminar
    2. Según he leído, habrá una cuarta y una quinta temporada ya confirmada, de la cual Jessica ha confirmado ser partícipe de la cuarta... Se notará mucho su ausencia en la quinta, pero con Ryan Murphy podremos contar que igualmente todas las temporadas serán interesantes... a mi gusto, una temporada es mejor que la otra!!!

      Eliminar
  2. Jessica sólo participará en la cuarta, no así en la quinta... ya lo han confirmado

    ResponderEliminar