Páginas

domingo, 12 de marzo de 2017

Batman (1966)



Batman
(Batman. The movie)
(1966)
Director: Leslie H. Martinson
Guión   : Lorenzo Semple Jr.

Adam West.
Burt Ward.
Lee Meriwether.
César Romero.
Burgess Meredith.
Frank Gorshin.



La ciudad de Gotham sufre por el acoso de cuatro súpercriminales. Batman y Robin acudirán al rescate…


Hubo un tiempo en el que Batman era divertido. Y colorido. Y dinámico. Y, si me apuráis, hasta optimista. Decir esto hoy día puede rozar la blasfemia, ya que la visión del personaje es lo contrario: amargado, chiflado, obsesivo y, en definitiva, carne de psiquiátrico; un tipo que no termina de asumir una desgracia personal y que se cree en el derecho de vengarse de un modo estrambótico y siniestro a la vez. Sí, amigos, sí, en un pasado, no sé si remoto, podías asociar a Batman a un tipo de diversión simple, efectiva y alegre... y esta peli es una buena prueba de ello.

Pues bien, vamos a ello...


Delirante.



Esta es la única palabra que se me ocurre para referirme a cualquier cosa relacionada con el Batman interpretado por Adam West, ya sea hablando de la serie o, como en este caso, la película. Puro delirio, sí pero, también, pura diversión. Atentos al aviso con el que da comienzo la cinta. Después, durante todos los créditos, vemos a un tío corriendo que no sé quién se supone que es:

Resultado de imagen de batman the movie 1966 credits



Resultado de imagen de batman 1966 film credits


Resultado de imagen de batman the movie 1966 credits


Resultado de imagen de batman the movie 1966 credits
No era broma: el tipo corriendo.


Este es el primer largometraje del personaje después del rotundo éxito que tuvo la primera temporada de la serie. El cruzado de la capa y su joven ayudante Robin (Burt Ward) se enfrentan no a uno, sino a cuatro super-villanos: el Pingüino (Burguess Meredith), el Arlequín (César Romero), Acertijos (Frank Gorshin) y la Mujer Gata (Lee Meriwether), todos ellos unos frikis del mal, a cual más extraño y, desde luego, retorcido, como debe ser. Y divertidos, muy importante este detalle.


Imagen relacionadaA lo largo de un poco más de hora y media, veremos a los dos héroes enfrentarse a TODA clase de peligros para hacer que el bien prevalezca. Y cuando escribo la palabra en mayúsculas es porque, efectivamente, no hay nada contra lo que el dúo dinámico no pueda enfrentarse: desde tiburones asesinos (¡Menuda sardina!, todo una escena clásica en esta peli que, seguro, jamás olvidarás), pasando por bombas que tardan lo suyo en explotar, mujeres fatales, secuestros, paraguas voladores gigantescos y un largo etcétera. Pero hablamos de Batman, que tiene bat-de todo: batspray contra tiburones, batcóptero, batescalera, bat-spray para barracudas o mantas raya, batbalas súpercegadoras... Un buen bat-arsenal, vamos. Y lo usan. ¡Ya lo creo que lo usan! Porque aquí, no lo olvides, el cruzado de la capa y su prodigioso pupilo quieren que lo pases bat-estupendamente y, créeme, no se escatiman bat-recursos. Todo, por supuesto, para evitar que el grupo de villanos se apodere del mundo. ¿Para qué? La verdad es que no lo dicen ni una sola vez a lo largo del metraje pero, la verdad, tampoco es que importe un comino.

Resultado de imagen de batman 1966 film

Pero lo importante es cómo se desarrolla la trama y, sobre todo, cómo los héroes se las ingenian (y cómo) para enfrentarse a lo que se enfrentan. Como ya dieron fe en la serie, 

todo lo que ocurre en Gotham es un puro despiporre que los personajes afrontan de un modo tan brutalmente serio que la primera impresión que uno tiene es no saber si te están tomando el pelo y partirte el pecho de la risa o, en efecto, la cosa es grave. ¿Qué se puede pensar al ver a Adam West enfundado en sus mallas apoyando los dedos índice sobre los hombros para meditar, a Robin dando golpecitos sobre la palma de su mano mientras suelta exclamaciones alucinantes o al grupo de policías que ve el bat-cóptero y se quitan las gorras para llevarlas al corazón y saludar? Y esto son solo meros ejemplos. La peli está plagada de situaciones así que hay que ver y sufrir en las propias carnes como espectador.


Resultado de imagen de batman 1966 film
Hay días en los que uno no sabe cómo deshacerse
de una bomba.
Resultado de imagen de batman 1966 film
¿Es mi imaginación o el muñeco del tiburón está sujeto a la escalera?

Pero si hay algo que caracterice a la película y a la serie, eso que hace que cuando las ves se ten queden en tu memoria atornilladas con bat-fuerza, es la enorme (¡y alucinante!) capacidad de deducción que tienen los héroes, ya que son capaces de encontrar una pista en una leve sílaba. Ejemplos que no puedo evitar reproducir (por favor, leedlos en voz alta y muy serios. Sí, son spoilers pero es que no puedo evitar compartirlos). Imaginad la situación, que es muy seria: después de que un tiburón mordiera la pierna de Batman, este y Robin se reúnen con el inspector Gordon y el jefe de policía para meditar. Y meditan. Atentos:


—Menudo pescadito el que me cogió la pierna en la bat-escalera. (Batman. Lo dice como el que se rasca la nariz, esto es, como algo normal que ocurre todos los días)


—¡Donde hay un pescado puede haber un pingüino! (Gordon. Fijaos en la asociación de ideas: pescado-pingüino)


—¡Espera! ¡Ocurrió en el mar! ¡Mar! “M”, de Mujer Gata. (Robin. Y la cara de "tengo un pálpito" no tiene precio. La de los demás, en plan "qué portento de chaval" también es algo a destacar)


—Y ese tiburón explosivo fue una broma pesada. (Batman)



—¡El arlequín! (Gordon)

—Todo esto es como un acertijo! (cara de asombro) ¡El acertijos! (O’hará) 


¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? Repito: todo esto del modo más serio que os podáis imaginar. ¿Alguien podría haber llegado a esas conclusiones salvo ellos? NO.

A ver este otro. Esto es un mero ejemplo de la capacidad deductiva de dos personas que se disfrazan para combatir el mal.


—¿Qué hace un pavo cuando vuela boca abajo? (Admítelo: esto te lo has preguntado alguna vez, lo mismo que todos los mortales. Cuando lo pregunta Batman, el mundo se detiene.)

—Engulle con avidez. (Robin, mientras se golpea una mano. En este momento, es cuando te dan ganas de golpearte la cabeza contra la pared. Sí, algún guionista escribió esto de manera consciente, algún productor lo aprobó y un director lo rodó)

—¿Qué pesa dieciséis onzas, se posa en un árbol y es muy peligroso?

—Un gorrión con una metralleta (Robin de nuevo. Este tío es la bat-leche. Reconócelo: ni Einstein, ni Stephen Hawing ni Sheldon Cooper juntos hubieran llegado a esta bar-deducción. Ni nadie cuerdo tampoco pero él lo dice con cara de "lo tengo, no hay otra explicación y soy guay")

—¿Qué criatura engulliría con avidez a un pájaro en un árbol?

—¡Un gato! (Todos, para referirse a la Mujer Gata)


Uno más. Este es de terapia:


—¿Qué es lo que tiene la piel amarilla y escribe? (Batman. Serio, como debe ser. Aquí todo es serio)

—Un plátano-bolígrafo (Robin. Sin comentarios.) 

—¿A qué personas asocias con un determinado color? (Batman, emocionado ante el despliegue de creatividad de su joven pupilo. No en vano en una escena, Gordon se refiere a Robin como “Pequeño prodigio”) 

—Los rusos (Sí, Robin. Otra vez) 

—¿Qué crees que esto significa? 

—¡Algún ruso va a resbalar con una piel de plátano y se va a romper el cuello! (Robin. Sherlock Holmes, a su lado, un bat-tonto de baba)

Si a semejante despliegue literario e imaginativo (reconozcámoslo: hay que echarle imaginación y valor para escribir esto y que un actor lo lea interpretándolo) le añadimos unas situaciones que rozan la paranoia, la cosa puede ser de psiquiatra. Los malos tienen unos armarios identificativos (bromas, comida de gato, acertijos, comida de pingüino... que son privados de cada uno) Un comodoro al que se le engaña con un dibujo y un tío oculto tocando un silbato. Una mujer gato que ronronea mientras mira por un periscopio o un marinero que al recibir una bofetada se le despega la barba... Todo es un deliro brutal, sesentero y, desde mi punto de vista, divertidísimo que, si te tomas en serio, corres el peligro de acabar lobotomizado.


¿Cutradas procedente de la serie? ¡A patadas! Sí, a César Romero se le nota el bigote debajo del
maquillaje. La batcuerda para escalar edificios sale ya que es una marca de fábrica. El submarino de los malos es de juguete y Burguess Meredith dice “¡Cuak!” cada vez que termina una frase. Pero esto es Batman y para seriedad, amargura y rollo gótico ya están las versiones más recientes del personaje. Y es que eso es otra característica de la película: aquí hay colorido, música alegre, bat-gadgets, valores morales y mucha, mucha aventura. Y si los héroes están en peligro, no hay que buscarle tres pies al gato (¡o mujer gata!): unos delfines se cruzan en su camino y chocan con unos torpedos mortales. Eso sí, todo al son de esas notas estridentes cuando los ¡PAW! ¡BOOUM! ¡CRAAAAK! atraviesan la pantalla.


Los actores lo clavan y, si decir esto me hace un friki del tamaño de la Estrella de la Muerte, lo soy. Adam West es el perfecto Bruce Wayne, serio, centrado, razonable y ligón. Burt Ward es, para este servidor, el mejor Robin que ha dado la pantalla, pequeña o grande, y el tipo lo clava con respecto al cómic, amén de que su aspecto es una fotocopia del Robin impreso. Burgess Meredith es un magnífico Pingüino, lo mismo que Frank Gorshin lo borda como Acertijos (y al que Jim Carrey copió de manera descarada). Lee Meriwether destila encanto y sexualidad felina. Y, siempre lo he dicho, César Romero ha sido y será para mí la mejor interpretación del Joker. La suya y la de Jack Nicholson, claro.

Y aquí toca una pequeña reflexión, una pregunta que siempre me ronda por la cabeza cada vez que veo la peli o reviso algún capítulo de la serie: ¿cómo es posible que nadie responsable del estudio tuviera un mínimo de sentido común para mandar a Adam West a un gimnasio? No digo que marcase bat-abdominales, pero un poquito de forma no viene mal a nadie, ya seas un man del montón o todo un bat-man. Quizás no era lo habitual en la época (a George Reeves le hicieron llevar una especie de faja debajo del traje de Superman); puede que lo hicieran a propósito. Quién sabe...

Por cierto, atentos al excelente doblaje que vamos a escuchar en esta película. Un dato curioso: Constantino Romero dobla a Batman, Salvador Vidal a Robin, María Luisa Solá a La Mujer Gata, Míguel Angel Valdivieso al Acertijos, Luis Posada a El Pingüino, José Luis Sansalvador y Joaquín Díaz a O’hara. Todos ellos, menos el último, participaron en el doblaje de los episodios cuatro al seis de La guerra de las galaxias (Darth Vader, Luke, Leia, C3-PO, Obi-Wan, y gobernador Tarkin) Joaquín Díaz hizo de conde Dooku en los episodios dos y tres.

¿Queréis pasar un buen rato? ¿Os apetece marcaros unas buenas risas que desemboquen en carcajadas? Ved esta película. Os puedo asegurar que, guste o no, no la olvidaréis jamás. Yo, al menos no creo que lo haga. Eso sí, me lo paso pipa cada vez que la veo porque, no hay que olvidarlo, hubo un tiempo en el que Batman era divertido. Y colorido. Y dinámico.



Resultado de imagen de batman 1966 film
Lo dije: aquí todo tiene cartelitos.



Y, como siempre digo, hay cosas que escritas impactan; vistas te llegan a lo más hondo. Por eso, os dejo los vídeos de los diálogos anteriores. Fijaos en la seriedad de los actores: bat-tremendo.










           

Un par de curiosidades:



-Lee Meriwether no salía en la serie como Mujer Gata, sino Julie Newmar. Con todo, ambas son consideradas por muchos las mejores Mujer Gata hasta la fecha, por interpretación y por físico, convirtiéndose en una especie de mitos eróticos entre los fans de la serie. Y es que el que esté libre de brindar arrumacos y unas buenas caricias, que tire la primera bat-piedra. 


-Aunque parezca imposible, la dictadura franquista censuró la película y no la pudimos disfrutar hasta 1979. Según cuentan muchos, fue debido a que el embajador español es parodiado como miembro de las Naciones Unidas (pero... ¿qué no es una parodia en esta película?) En fin, ver para creer... 


-Sabido es que Adam West (confirmado por Burt Ward y él mismo) no sólo era un Batman metido hasta las orejas (puntiagudas) en su papel, sino que, además, era una máquina sexual, cosa que le contagió al joven Ward. De hecho, entre los dos, se lo pasaron pero que muy bien con las bellezas que pasaban por la serie o con el personal femenino del estudio. Tanto es así que Ward escribiría años después un libro sólo para contar las anécdotas sexuales durante el rodaje, admitiendo que las señoritas comenzaban a desfilar desde casi primera hora de la mañana y, entre toma y toma (o incluso durante el rodaje), la bat-libido estaba pero que muy alta. De hecho, el actor se ganó a pulso eso de “El joven maravilla” 


-Joel Schumacher intentó dar a sus Batman Forever y Batman y Robin cierto toque de la serie de los sesenta y de esta película, con encuadres propios de las viñetas pero, lo que en la serie original hizo gracia, en las de Schumacher provocó iras. 


-El batmóvil se ha convertido en todo un icono. 

- Si uno se pone en plan crítico, hay que admitir que esta es de las pocas películas (si no la única) en la que, al final, los héroes, que se supone deben salvar el mundo, meten la pata hasta el fondo. Por eso se van a hurtadillas. 

Resultado de imagen de batman año uno comic-El dibujante David Mazzucchelli, autor de Batman, año Uno opina que “la serie de Adam West era una adaptación fiel de un cómic hecha realidad. Coged cualquier cómic de Batman de los años sesenta y leedlo en voz alta. Entenderás lo que quiero decir” Y este humilde servidor le da la razón: si un hombre se pusiera mallas (cachas o no), se aproximaría mucho a Adam West. 


-Si alguien sabe qué significa el tío corriendo de los títulos de crédito iniciales, que lo diga. 



¡Bat-saludos y... vigilad el cielo! (¡¡¡CuuuUUuuuuuaaAAAAaaAAAAkkk!!!)









19 comentarios:

  1. Que diferencia entre las películas de batman de ahora con esta, los actores ni se tenían que molestar en hacer gimnasio.
    TRAFFIC-CLUB
    http://lasgangasdeunberubyano.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Estupendo post. Casi hasta noto el olor de aquellos cómics de Batman y Superman de mi tío Rober que yo miraba sin leer. Me has dado una idea para una futura cartelera en mi blog. Por cierto amigo, los vídeos han sido bloqueados por los puñeteros derechos de Fox. Ni tan siquiera un minutejo dejan exhibir... me guardo la opinión sobre el asunto y les mando recuerdos a sus santas madres. Lo dicho, muy bueno el post.
    Traffic-Club
    RjL-Cine de Balcón
    http://rjlcine.blogspot.com.es
    Saludos, RjLebrancón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Ricardo!

      La verdad es que siento una debilidad especial por esta serie. El Batman de ahora será mucho mejor y serio, pero le falta ese toque de gracia indiscutible de este show.
      Lo de los vídeos me descoloca un poco porque yo puedo verlos. Investigaré de todos modos.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  3. ¿Adam West o Ben Affleck? El tiempo dirá

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Israel!

    La verdad es que no sabía que había una peli de este Batman. De pequeña veía la serie en la televisión autonómica catalana y recuerdo esos bocadillos que salían con el BOOM, CRAAK y todo eso :) Dicen que Batman es uno de los héroes más oscuros que hay pero en este caso vemos todo lo contrario jeje. No me imagino, por ejemplo, al Batman de Bale con la estética y personalidad de este hombre murciélago. ¡Muy buena entrada, por cierto!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura. Yo descubrí esta peli en el video-club allá por los tiempos de la batmanía. Sigo pensando que el modo de tratar al personaje y todo lo que le rodea fue único, encantador y, desde luego, divertido como él solo. ¡A ver si se animan a sacar la serie en Bluray!

      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Esta película y la serie funcionan bien como parodias, no lo voy a negar, el problema es que no lo son. Por desgracia, Mazzucchelli tiene razón cuando dice que los cómics de Batman de los años 60 eran como la serie, porque es verdad.

    La culpa la tuvo un libro llamado "La Seducción del Inocente" que se publicó en los años 50 y que culpaba a los cómics del aumento de la delincuencia juvenil que se experimentó por aquella época. El impacto del libro perjudicó mucho el mundo del cómic y provocó la caída de varias editoriales. Esto obligó a suavizar la violencia y oscuridad de los cómics y hacerlos mas infantiles y políticamente correctos. Batman no se libró y durante los años 60 sus cómics eran tan payasos e infantiles como esta serie hasta que en los años 70 recuperaron su oscuridad y seriedad.

    Yo veía esta serie en mi infancia, cuando me tragaba cualquier cosa relacionada con el hombre murciélago. Y, ahora, pues como dices, si la ves de cachondeo sin tomártela en serio, puedes pasar un buen rato echándote unas risas.

    Muy buen reportaje, se nota que te has documentado muy bien.

    Saludos

    TRAFFIC CLUB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Axa.

      Tienes toda la razón; ese libro hizo (y, de algún modo, hace) mucho daño a los súper-héroes. menos mal que luego vino Neal Adams y la cosa cambió para bien. Creo que esta serie hay que tomarla: pura diversión. No más pero, tampoco, menos.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  6. Hola Israel, Adam West se inmortalizó en el papel de Batman, si bien recordamos a Keaton, Bale, incluso a Clooney; Adam West es inolvidable como el hombre murciélago que popularizó al personaje de DC en las series de TV.
    Excelente post, grandes recuerdos de esta serie.
    Saludos, Oz.

    Traffic Club.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Oz.

      La verdad es que West y Ward, a su modo, lo clavaron. Es más, creo que este Robin es muchísimo mejor que lo que vimos en Batman forever, donde incluso en ciertos momentos, cae mal. A ver si se animan y sacan esta serie en Bluray. Yo, desde luego, la compraría.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  7. La verdad que no se pueden comparar con las actuales ni mucho menos me quedo con las de ahora , pero esa gracia que tenia y esa chispita le da un encanto especial que no podemos olvidar , pero me quedo con las modernas, hay que reconocer que eran otros tiempos, un saludo

    traffic-club
    siniestrotecamera37

    Israel este es el segundo pos que comento, transcurrieron los 45 segundos tanto en una pagina como en la otra te vuelvo a dar otra visita real, espero amigo de verdad que cuando visites las haga igualmente no solo a mi si no a tus compañeros, creeme que es la unica forma de no perjudicar los demas blog, un saludo y lo siento pero es por nuestro bien en cuanto a los blogs se refiere. chaooooo

    ResponderEliminar
  8. Lo único del comic que si respeto claramente en esta series es que los villanos están locos pero locos, aunque para nada son tan sanguinarios como en el comic.

    Y como dices que capacidad de deducción tienen estos personajes jaja.... es más dicha capacidad escapa mi comprensión, yo creo solo genios como estos se entienden entre ellos.

    Saludos. Traffic CLub..

    ResponderEliminar
  9. jajaja me encanta esta serie, es tan infantil que da risa, y no se diga los personajes, me gusta mucho cuando sale el pingüino, fabuloso!!!

    saludos!
    TRAFFIC CLUB
    PAPI ROCK
    papi-rock.blogspot.mx
    buscame en FACEBOOK como: PAPI ROCK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pingüino... ¡Todo un personaje! Y cuando suelta esos "¡Cuaaaaaaak!" me encanta...

      ¡¡Por favor, que saquen esta serie en BLURAY YA!!

      Saludos...

      Eliminar
  10. Definitivamente, me has picado a ver este clásico del cine. Recuerdo haber visto algo en la tele pero ya no sé si era la serie o fue la película (me inclino a pensar que fue más bien lo primero). Así que me parece que haré un remember. ¡Gracias!

    Nos leemos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Seguro que fue la serie! La pusieron durante una buena temporada pero no han vuelto (una pena; me lo pasaba bomba con ella) Ahora imagina todo el Espíritu de la serie concentrado en un largometraje repleto de momentos memorables.

      ¡Gracias a ti y nos leemos!

      Eliminar
  11. Pero ese no es Bruce Wayne sino que Bruno Díaz, una realidad alterna de los 52 universo donde el Bat seguía a los malos al ritmo agogo y sicodelia incluida... jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho: ¡Bat-Psicoldelia a lo bestia! ¡Qué grandes Adam West y Burt Ward....!

      ¡Nos leemos!

      Eliminar